lunes, 28 de septiembre de 2015

La primavera más feliz


El miércoles pasado fue 23 de setiembre, un día súper mega especial para mí, no sólo por el inicio de la  hermosa primavera, sino también por mi cumpleaños.
Normalmente me vuelvo loca con esta fecha. Desde que inicia el mes le ando diciendo a todo el mundo que viene mi cumpleaños, hago planes para celebrarlo, busco el atuendo perfecto, etc. Pero este año no fue así. 

Desde mi cumpleaños del 2014, muchas cosas sucedieron. Y es por eso que la llegada de esta fecha me hacía sentir triste. No me daba cuenta que estaba siendo muy pesimista y que en realidad tenía mucho por lo que debía agradecer y celebrar.

Una de las muchas bendiciones que Dios me ha dado, es la de estar rodeada de personas maravillosas, personas que realmente me hicieron pasar el mejor cumpleaños que recuerdo haber tenido. Y así pasé de pensar en no celebrar esta fecha, a celebrarla por varios días a lo fiesta patronal.

Ya que mi cumpleaños cayó miércoles, y ese día tenía clases y exámenes, en casa organizamos el domingo 20 una pequeña reunión familiar y así celebrar  por adelantado.



Aún así, el 23 fue especial gracias a la gente que más amo, puse me prepararon un desayuno especial y compartimos una rica cena en casa.



Ya cuando terminó la semana, junto con mis clases y exámenes, pude salir a darme un gustito en mi restaurante favorito, donde me sorprendieron con este lindo detalle. 


 
 

Además, ese día recibí un mega regalo de mi ídola Tana Rendón!! casi me muero de la felicidad.

video

Finalmente, mis grandes amigos (con los que comparto la linda misión del voluntariado), me organizaron y sorprendieron con una linda reunión el sábado por la noche. Fue el cierre perfecto!


Fue una celebración espectacular y un recordatorio de todo lo maravilloso que tengo y por lo que siempre debo estar feliz :) . 


Y este es el pedacito de sabiduría que comparto con ustedes tras haber cumplido un año más: Siempre se puede ser feliz si uno así lo desea y si se aprende a ser agradecido por cada bendición recibida. Y si sientes que no tienes la dicha de haber recibido alguna, recuerda que la vida de por sí, es la bendición más grande que se puede poseer.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios :

Publicar un comentario