martes, 9 de febrero de 2016

#SoyAmante


El amor se ha convertido en algo muy ambiguo. Creemos que amar es regalar un peluche, cambiar nuestro estado de facebook de "Soltero(a)" a "En una relación", dedicarnos canciones melosas, salir a comer un 14 de febrero, y muchas otras cosas que no son ni la punta del iceberg de lo que realmente significa.

Esto no quiere decir que esté en contra  de los detalles o del tan sonado "San Valentín",  que ya se acerca. Al contrario, todo eso me parece muy romántico. Sin embargo, cuando no hay un trasfondo real, sólo se trata de un convencionalismo producto de una ilusión.